El siguiente contenido no está publicado.Que es esto ?
El siguiente contenido no está publicado.Que es esto ?

Historia


En el año de 1964, un grupo de familias, quienes deseaban dar una formación en valores católicos y de alto nivel académico a sus hijos, animados por el fundador del Opus Dei, san Josemaría Escrivá de Balaguer, comenzaron el Gimnasio de Los Cerros. Invitaron a participar de este proyecto a aquellos padres de familia que compartieran ese mismo ideal para sus hijos.

El primer rector fue el Dr. Gabriel Carreño Mallarino, abogado de la Universidad Nacional, doctor en Derecho, Consejero de Estado, Embajador en España y Naciones Unidas, quien dejó la magistratura del Consejo de Estado para asumir la rectoría del colegio.

El siguiente contenido no está publicado.Que es esto ?


La propuesta tuvo acogida inmediata del grupo de profesionales citados; la mayoría de ellos padres de familia y, a excepción del Dr. Zethelius, todos ajenos a la educación.

Se reunieron en la residencia del doctor Fernando Escallón con el objeto de seguir la voluntad de Monseñor Escrivá. En esta reunión nace la necesidad de crear primero una Institución (Aspaen, asociación para la enseñanza) que satisfaciera las necesidades educativas de sus hijos, no solamente en esta ciudad, sino en todo el país.

De esta manera se creó ASPAEN, corporación privada sin ánimo de lucro, cuya misión inicial está fundada en la promoción y creación de todo tipo de instituciones docentes e investigativas, de artes y oficios y, específicamente de colegios para educación primaria y secundaria, establecimientos de educación superior y de enseñanza universitaria, academias, centros de formación profesional especializada para maestros y para trabajadores del sector agrícola, industrial y profesional en general, clubes culturales y deportivos.

En la actualidad, las anteriores instituciones ya creadas, han fomentado la organización de viajes de estudio, conferencias, ciclos culturales de carácter educativo, para alumnos y profesores, asimismo han auspiciado la fundación de organismos creados por los profesores y alumnos, tales como cooperativas, sociedades de mutuo auxilio que mejoran sus condiciones económicas.

Con esta visión clara de lo que se quería, cada uno de los socios fundadores aportó una determinada suma de dinero para cubrir los gastos propios de la constitución y las labores iniciales.

Organizando la casa

El 16 de Septiembre del año 1964, la junta Directiva de la Asociación para la enseñanza, con intervención de varios miembros, tomó los siguientes acuerdos:
Nombrar Rector del Colegio a Don Gabriel Carreño Mallarino.
Encargar el Organigrama del Colegio a Don Eugenio Fenoy y a Juan Menéndez.
Enviar carta a los asociados, comunicando la instalación de la Junta Directiva e informándoles que se van a solicitar aportes.
Encargar a Fernando Escallón y José María Martínez gestión cerca de los asociados para concretar aportes.
Encargar a Gabriel Largacha y José Domínguez lo relacionado con la promoción y publicidad del Colegio.
Autorizar el arriendo de la casa para el Colegio y que el contrato provisionalmente se haga a nombre de la Corporación de Fomento Cultural en tanto se autoriza la Personería Jurídica de la Asociación para la Enseñanza.
Se autorizan las firmas del Director Ejecutivo, Presidente y Vicepresidente de la Junta Directiva para la cuenta corriente de la Asociación.
Se encarga a Gabriel Largacha y José Domínguez la visita de varias fincas con miras a una futura compra.
Se nombra a Juan Menéndez Secretario de la Junta Directiva y de la Asamblea General de la Asociación para la Enseñanza.

Hacienda La Gloria, primera sede del colegio

En acta bajo la presidencia de Don Eduardo Borda y con asistencia de Don Eugenio Fenoy y de los señores: Gabriel Carreño, José María Martínez Cárdenas y Fernando Escallón, con relación al arriendo de la finca "La Gloria"; se estudió el presupuesto del Colegio; Don José Domínguez informó sobre una conversación con Don Arturo Moreno en relación a un posible lote para el Colegio y se tomaron los siguientes acuerdos:
Urgir la firma del contrato de arriendo de la finca "La Gloria".
Hacer algunas alteraciones al presupuesto.
Continuar las gestiones cerca de Bavaria y de Don Arturo Moreno para la obtención de un lote.
Se acuerda abrir cuenta corriente en el Banco Panamericano.
"La Gloria" es una hacienda sabanera situada en el kilómetro 14 de la carretera central del norte de Bogotá. Tenía corrales para el ganado, pastos vigorosos y arroyuelos donde los muchachos acostumbraban sacar renacuajos y ranas. La entrada era un corredor con pinos a los lados, que desembocaba en una vieja y pintoresca casona, alrededor de ella había casetas prefabricadas, en las que funcionaron la cafetería y los demás salones de clases.

El terreno de 5 fanegadas contaba con 2 casas:
La primera de dos plantas. En ella estuvieron situadas la Rectoría, Vice-Rectoría, Direcciones de Primaria y Secundaria, Sala de Profesores, Secretaría, Sindicatura, Laboratorio Psicopedagógico, Depósito de Material Didáctico, Servicio Médico, Comedor Servicios Generales y el curso quinto año de primaria.

La segunda Casa es de sólo una planta, en ella se encontraba: La capilla, el Salón Múltiple (proyecciones, trabajos manuales y dibujo) y la vivienda de los cuidanderos, señores: Félix Vásquez y Ubaldina Aguirre de Vásquez.

Es de resaltar que esta familia tuvo cuatro (4) hijos: José Lugo, Luis Fernando, Félix y Patricia, quienes aprendieron a leer, escribir y cantar de la mano de don Gabriel Carreño. Más tarde, todos ingresan a la Universidad de La Sabana, los tres primeros estudian y obtienen el título de Comunicadores Sociales y Periodistas, hoy día, en el orden citado, se desempeñan el primero, reportero de Univisión, el segundo, camarógrafo de Univisión y el tercero, cuenta con su oficina de publicidad. Patricia, se titula en Artes y es pintora destacada.

Fuera de esto, se encontraban 9 aulas prefabricadas, 4 para Primaria y 5 para Bachillerato. Se paga arriendo por la finca de $3.500 mensuales y por las aulas prefabricadas $2.100 mensuales. Se hallan en servicio 9 sanitarios, 9 lavamanos, 2 orinales y 4 duchas, en perfecto estado y abundante agua. Fuera de esto se contaba con cancha de fútbol, 2 canchas de voleibol y 1 de baloncesto, campos de recreo, huerto y terreno para prácticas agrícolas.

En La Gloria reposan los primeros pasos del colegio. Esos pasos de grandes hombres y de grandes profesores. Allá yacen los primeros juegos, las primeras pilatunas, las primeras clases, los sapos, los saltamontes y el ganado que correteaban los alumnos. Los caminos de herradura, el barro y los jardines que vieron nacer al Gimnasio de Los Cerros, el sentimiento del fundador del Opus Dei hecho realidad.

Por un tiempo corto, el colegio deja La Gloria y se va para San José (sede actual del Gimnasio Iragua, calle 170), antes de llegar a los cerros de Usaquén donde definitivamente se establecería hasta nuestros días.

La fundación de Los Cerros

En reunión celebrada el día ocho (8) de septiembre de 1.964, ASPAEN funda el Gimnasio de Los Cerros, masculino en Bogotá.

En la misma época don Gonzalo Alemani, en la ciudad de Medellín, reúne un grupo de matrimonios, hace la promoción similar de Bogotá, en el sentido de crear un colegio motivado por el mismo deseo de Monseñor Escrivá, y nace así el Gimnasio Los Pinares.

Los Cerros llega a Usaquén

En reunión del 13 de Octubre, la Junta Directiva de ASPAEN habló sobre la posibilidad de comprar los edificios del Colegio Mary Mount en Usaquén. En principio se aceptó la factible negociación, debiendo estudiarse la forma como se aseguraría su financiación, teniendo en cuenta la propuesta que hizo la Comunidad Religiosa que regentaba el plantel. El negocio se plantaría de común acuerdo con CORPAF (Corporación de Padres de Familia, creada para administrar los bienes físicos del colegio). Su costo $8.500.000 al contado.

El traslado a las nuevas instalaciones fue un gran acontecimiento. A principios de 1971 todo estaba dispuesto para iniciar clases en los cerros de Usaquén.

El Dr. José Albendea Pabón, Rector del Gimnasio en ese instante, vio colmado un deseo de la Institución: contar con una sede propia y permitir la consolidación definitiva del Gimnasio de Los Cerros no sin antes haber solucionado una serie de problemas que comprometían el rendimiento académico de los alumnos, relacionados con la dificultad para conseguir profesores idóneos e identificados con la filosofía del Colegio.

Las clases iniciaron en febrero de 1965 en la finca La Gloria, ubicada al norte de la Sabana de Bogotá.

Luego el colegio se trasladó a San José de Bavaria y, posteriormente, a la sede actual, en los cerros de Usaquén.

El Gimnasio de Los Cerros, en sus primeros 50 años de funcionamiento, ha graduado a más de 2000 egresados, los cuales se encuentran en el país y en distintos lugares del mundo, construyendo una sociedad mejor, desde sus hogares y en las más diversas profesiones.

Hoy el colegio es una institución madura y sólida, reconocida en la sociedad como una de las mejores entidades educativas del país y del mundo.

El siguiente contenido no está publicado.Que es esto ?
Compartir: facebook twitter